Preamplificador

Implementa la versatilidad de tu configuración controlando fuentes y niveles de señal.

Mostrando 19 productos
Naim NAC S1 | Preamplificador premium con control de volumen y balance
99.995,00 €

Naim NAC S1 | Preamplificador premium con control de volumen y balance

Naim NAC S1 | Preamplificador premium con control de volumen y balance
McIntosh C12000
21.995,00 €

McIntosh C12000 | Preamplificador DAC de válvulas de vacío y estado sólido de dos chasis

McIntosh C12000 | Preamplificador DAC de válvulas de vacío y estado sólido de dos chasis
Naim NAC 552 | Preamplificador con control de volumen
19.495,00 €

Naim NAC 552 | Preamplificador con control de volumen

Naim NAC 552 | Preamplificador con control de volumen
McIntosh C2700
11.995,00 €

McIntosh C2700 | Preamplificador DAC de válvulas con control de volumen

McIntosh C2700 | Preamplificador DAC de válvulas con control de volumen
McIntosh C53
10.995,00 €

McIntosh C53 | Preamplificador con control de volumen

McIntosh C53 | Preamplificador con control de volumen
McIntosh C22
9.495,00 €

McIntosh C22 Mk V | Preamplificador con control de volumen

McIntosh C22 Mk V | Preamplificador con control de volumen
Naim NAC 332
9.495,00 €

Naim NAC 332 | Preamplificador con control de volumen

Naim NAC 332 | Preamplificador con control de volumen
NAD M17 v2i
7.995,00 €

NAD M17 v2i | Preamplificador DAC con reproductor de streaming y medios

NAD M17 v2i | Preamplificador DAC con reproductor de streaming y medios
McIntosh C49
7.495,00 €

McIntosh C49 | Preamplificador con control de volumen

McIntosh C49 | Preamplificador con control de volumen
McIntosh C8
5.995,00 €

McIntosh C8 | Preamplificador con control de volumen

McIntosh C8 | Preamplificador con control de volumen
NAD M66
5.995,00 €

NAD M66 | Preamplificador DAC con reproductor de streaming y medios

NAD M66 | Preamplificador DAC con reproductor de streaming y medios
Rotel Michi P5 S2
5.795,00 €

Rotel Michi P5 S2| Preamplificador DAC con DSP y control de volumen

Rotel Michi P5 S2| Preamplificador DAC con DSP y control de volumen
Marantz AV8805A
4.500,00 €

Marantz AV8805A | Preamplificador AV de 13.2 canales

Marantz AV8805A | Preamplificador AV de 13.2 canales
Meridian 251
3.695,00 €

Meridian 251 Powered Zone Controller | Preamplificador DAC controlador de zona con amplificación de 2 canales

Meridian 251 Powered Zone Controller | Preamplificador DAC controlador de zona con amplificación de 2 canales
Crestron DM-NAX-4ZSP
3.345,00 €

Crestron DM-NAX-4ZSP | Preamplificador streamer de 4 zonas

Crestron DM-NAX-4ZSP | Preamplificador streamer de 4 zonas
Marantz AV7706
2.800,00 €

Marantz AV7706 | Preamplificador AV de 11.2 canales

Marantz AV7706 | Preamplificador AV de 11.2 canales
Rotel RC-1590 MKII
1.945,00 €

Rotel RC-1590 MKII | Preamplificador DAC con control de volumen

Rotel RC-1590 MKII | Preamplificador DAC con control de volumen
Meridian 218
1.845,00 €

Meridian 218 Zone Controller | Preamplificador DAC controlador de zona

Meridian 218 Zone Controller | Preamplificador DAC controlador de zona
Rotel RC-1572 MKII
1.295,00 €

Rotel RC-1572 MKII | Preamplificador DAC con control de volumen

Rotel RC-1572 MKII | Preamplificador DAC con control de volumen

FAQS

Preamplificador para Hilo Musical

Un preamplificador en una instalación de hilo musical es un componente clave que se utiliza para mejorar la señal de audio antes de ser amplificada y distribuida a los altavoces. Su función principal es aumentar la amplitud de la señal de audio de nivel de línea procedente de fuentes como reproductores de música, mezcladores, sintonizadores de radio, etc., para que pueda ser procesada de manera eficiente por los amplificadores de potencia y luego entregada a los altavoces.

El preamplificador tiene varias funciones importantes, que pueden incluir:

Amplificación de señal: El preamplificador aumenta la amplitud de la señal de audio a un nivel adecuado para su procesamiento posterior. Esto ayuda a reducir el ruido y mejora la relación señal-ruido.

Selección de fuentes: En muchas instalaciones de hilo musical, se utilizan múltiples fuentes de audio, como reproductores de CD, radios, dispositivos de transmisión, etc. El preamplificador puede tener la capacidad de seleccionar entre estas fuentes para dirigir la señal adecuada a los amplificadores.

Control de tono y volumen: Algunos preamplificadores tienen controles de ecualización (ajuste de graves, medios y agudos) y controles de volumen que permiten ajustar la calidad del sonido y el nivel de salida.

Conexiones: Los preamplificadores suelen tener una variedad de entradas y salidas, incluyendo entradas de nivel de línea y, a veces, entradas de micrófono para aplicaciones específicas. También pueden tener salidas para amplificadores de potencia y salidas adicionales para grabación o distribución a otras áreas.

Existen varios tipos de preamplificadores que se pueden utilizar en una instalación de hilo musical, dependiendo de las necesidades específicas y la calidad de sonido requerida. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

Preamplificadores estéreo: Estos son los preamplificadores más comunes utilizados en sistemas de hilo musical. Tienen dos canales (izquierdo y derecho) y se utilizan para fuentes de audio estéreo, como reproductores de CD, reproductores de vinilo y radios.

Preamplificadores de micrófono: Estos preamplificadores están diseñados específicamente para conectar micrófonos y otras fuentes de audio de nivel de micrófono, como instrumentos musicales. Son ideales para aplicaciones en las que se necesite amplificar señales de micrófono para la reproducción o grabación de voz o instrumentos en una instalación de hilo musical.

Preamplificadores de línea y de nivel de instrumento: A menudo, se utilizan preamplificadores de línea para fuentes de nivel de línea, como mezcladores de audio, reproductores de MP3 y otros dispositivos de nivel de línea. Los preamplificadores de nivel de instrumento se utilizan para conectar directamente instrumentos musicales, como guitarras eléctricas o bajos.

Preamplificadores de alta fidelidad: Estos preamplificadores están diseñados para ofrecer la máxima calidad de sonido y se utilizan en instalaciones de alta gama. Pueden incluir características avanzadas de ecualización y control de tono para ajustar el sonido a las preferencias del oyente.

Preamplificadores con funciones adicionales: Algunos preamplificadores pueden tener funciones adicionales, como selección de fuente, control de volumen, ajuste de graves y agudos, y opciones de procesamiento de sonido, como efectos de sonido o modos de sonido envolvente.

Preamplificadores de matriz: Estos preamplificadores se utilizan en sistemas de sonido ambiente más complejos donde se requiere la distribución de señales de audio a múltiples zonas o habitaciones. Permiten la mezcla y el enrutamiento de diferentes fuentes de audio a diferentes áreas de la instalación.

Preamplificadores de control remoto: Algunos preamplificadores pueden ser controlados de forma remota a través de aplicaciones móviles o dispositivos de control externo, lo que facilita la gestión y la selección de fuentes de audio desde cualquier lugar de la instalación.

La elección del tipo de preamplificador dependerá de las necesidades específicas de tu sistema de hilo musical, el tipo de fuentes de audio que planeas utilizar y el nivel de calidad de sonido que deseas lograr. Es importante seleccionar un preamplificador que sea compatible con tus fuentes de audio y que cumpla con tus expectativas de rendimiento sonoro.






Un preamplificador es necesario para aumentar la amplitud de la señal de audio y controlar su calidad antes de la amplificación final. Esto ayuda a reducir el ruido, ajustar el tono y permitir la selección de fuentes de audio.

Un buen preamplificador debe tener una alta calidad de sonido, baja distorsión, controles de ecualización (ajuste de graves y agudos), opciones de selección de fuente y suficientes entradas y salidas para las necesidades del sistema.

La instalación de un preamplificador de hilo musical generalmente implica conectar las fuentes de audio (como reproductores de música, micrófonos, etc.) a las entradas del preamplificador y luego conectar las salidas del preamplificador al amplificador de potencia y, finalmente, a los altavoces. Es importante seguir las instrucciones del fabricante y considerar la ubicación adecuada del preamplificador en el sistema.

Un preamplificador de hilo musical prepara la señal de audio para su amplificación, ajustando el nivel de señal y la ecualización. Por otro lado, un amplificador de potencia amplifica la señal ya procesada por el preamplificador y la envía a los altavoces. Ambos son componentes importantes en un sistema de sonido distribuido, pero tienen funciones diferentes.